Aprendizaje Colaborativo

¿Qué es el aprendizaje colaborativo?

Puede definirse como “el aprendizaje colaborativo (cooperativo) es el uso instruccional de pequeños grupos de tal forma que los estudiantes trabajen juntos para maximizar su propio aprendizaje y el de los demás (John,93).”

El aprendizaje colaborativo durante la historia

El aprendizaje colaborativo existe desde que existe el hombre, no es un concepto novedoso. La base social del comportamiento humano ha definido patrones de conducta sociales en beneficio de la especie. El éxito del homo sapiens se fundamenta en la unión (la unión hace la fuerza). El fracaso del hombre de Neanderthal fue, en gran parte, debido a los reducidos núcleos familiares que componían los grupos.  Solían formarse por miembros de una sola familia. Esto derivó en estrategias poco eficaces, disfuncionales, así como una endogamia que fue debilitando genéticamente a la especia.

El homo sapiens cohabitaba con otras familias, creando grupos cada vez más numerosos. El intercambio de experiencias y aprendizajes de aquellos que venían de tierras lejanas fue fundamental. La herramienta imprescindible para este intercambio: el lenguaje.

SONY DSC

El lenguaje, esa herramienta de transmisión de conocimientos que hizo posible el aprendizaje social y colaborativo.

Estos pilares del aprendizaje colaborativo se han mantenido y desarrollado en nuestra filogénesis, como bien demuestra la historia de la humanidad.

“Qui Docet Discet”

En el Imperio Romano, otro gran ejemplo de aprendizaje intercultural, destaca la frase de Séneca: “Qui Docet Discet” (Cuando enseñas, aprendes dos veces). Esta mítica frase indica que los grandes pensadores clásicos ya conocían el valiosísimo regalo del aprendizaje social. El método socrático demostró, que la enseñanza en pequeños grupos era muy efectiva. Se plateaban diálogos abiertos que ofrecían mucho más que la respuesta a una pregunta. Más adelante, durante la Edad Media, los aprendices de diversos oficios aprendían juntos, los unos de los otros; como máxime de un aprendizaje idóneo.

Desarrollo posterior

Fue durante los siglos posteriores y en la Edad Moderna y Contemporánea que se introdujeron conceptos propiamente pedagógicos. Estos conceptos fueron desarrollados especialmente en Estados Unidos con el Common School Movement, de la mano del pedagogo C.F. Parker. Sus ideas, provenientes del Pragmatismo, marcaron la educación americana hasta el siglo XIX. Fueron criticadas y desbancadas por el reformista John Dewey, fiel defensor del aprendizaje colaborativo . Después fueron adaptadas y reformuladas por otros profesionales, derivando en métodos como el “Plan Dalton”, “Método de Proyectos”, “Método de Aprendizaje Colaborativo”, entre otros. Posteriormente hubo influencias desde el Psicoanálisis de Freud y otros neopsicoanalistas como Jung, Adler o Fromm, para en épocas más recientes desembocar en las teorías humanistas de Rogers, Maslow y Lewin. Tampoco debemos olvidar las teorías del desarrollo de Piaget o Vigotsky.

Actualmente el aprendizaje colaborativo  sigue siendo objeto de estudio y de debate en todo el mundo.

Aplicación el aprendizaje colaborativo

En la base del aprendizaje colaborativo está el hecho de delegar o compartir cierta autoridad con los alumnos, a quienes se les pasa el testigo para que se conviertan en mediadores activos de su propio aprendizaje. Esta técnica no aporta únicamente beneficios académicos, en cuanto a la adquisición de nuevas destrezas o conocimientos. Fomenta la interacción social y por ende el desarrollo de habilidades sociales y empatía.

Working in group

El estudiante será colaborativo y estratégico; será responsable de su propio aprendizaje.

Pero este tipo de aprendizaje requiere de efectividad. Una colaboración efectiva implica el intercambio voluntario de información, la división del trabajo en roles, compartir conocimientos de forma explícita. El estudiante deberá ser responsable de su propio proceso de aprendizaje, estar motivado por el aprendizaje y la tarea en sí misma, ser colaborativo y estratégico.

En cuanto al profesor que aplique esta técnica, no solamente tendrá función instruccional (explicar, intervenir, examinar…). También deberá funcionar como mediador cognitivo; es decir, facilitar el aprendizaje de sus alumnos mediante un modelamiento del pensamiento con preguntas que estimulen la reflexión y la metacognición.  Además deberá fomentar un pensamiento crítico que ponga en marcha procesos de cambio. El profesor no dicta las pautas, no establece qué dirección seguir (al contrario del método socrático). Únicamente es precursor del cambio, dinamizador del proceso de aprendizaje que lleve a respuestas personales y válidas.

Factores de éxito del aprendizaje colaborativo

Para que el aprendizaje colaborativo tenga éxito debe generarse una interdependencia positiva entre los miembros del grupo, incluido el profesor, de modo que el ambiente sea facilitador del aprendizaje. Para ello los roles tradicionales de maestro- pupilo deben ser sustituidos por los modelos apropiados que hemos expuesto.

La enseñanza colaborativa o social ha demostrado que, a pesar de las adaptaciones necesarias que hay que aplicar, tiene resultados muy positivos tanto a nivel académico como en inteligencia emocional. Nos proporciona una pizarra en blanco, sin alterar, sobre la que escribir nuestro propio proceso de aprendizaje.

Las TIC

El desarrollo de las TIC y el avance de la sociedad de la información exigen de métodos adaptados a la enseñanza online, en la que los alumnos son agentes de su propio cambio. Especialmente en esta área pedagógica, el aprendizaje colaborativo es la base de una enseñanza de calidad. El alumno primero debe aprender a aprender para poder integrar conocimientos. Las herramientas tecnológicas actualmente disponibles a tal efecto facilitan y mejoran la experiencia del alumno. De este modo se garantizan los recursos necesarios para optimizar su proceso de adquisición de conocimientos. Dicho esto, sólo queda en manos del propio alumno el decidir si desea tomar control de su aprendizaje o delegar en una metodología tradicional, característica de las clases magistrales.

QL66ICTBUN

Tú eres el agente de tu aprendizaje. Tú decides.

 

Si te ha gustado este artículo, sígueme en las redes sociales. Comparte  y ayúdame a seguir escribiendo y dar a conocer mi trabajo. Gracias por leerme.

Sobre el Autor: mentacounsel

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.